El alcalde, Wenceslao López, y la edil de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, han visitado esta mañana las obras de mejora y reposición del firme de las calles de los barrios de La Argañosa y La Ería. El alcalde ha destacado la importancia de esta intervención, a la vez que ha hecho referencia también a los trabajos de reparación que se realizan en una zona emblemática de la ciudad como es la Plaza de la Catedral.

En total, son seis las calles que se asfaltarán en los mencionados barrios. Los trabajos han comenzado con la preparación del terreno a la espera de que cese la lluvia para comenzar el asfaltado. Las obras tienen un presupuesto de más de 319.000 euros y un plazo de ejecución de diez semanas. El proyecto, impulsando por la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Básicos, que dirige la socialista Ana Rivas, da solución a una cuestión muy demandada por el vecindario, dado el mal estado del pavimento de las vías públicas.

Los trabajos se centrarán en esta fase en las calles Gloria Fuertes, Valentín Masip, Lola Mateos y Manuel Cueto Guisasola; quedando pendientes Argañosa y Marcelino Suárez. Actualmente, el estado de estas vías registra problemas de pavimento deslizante, irregular y fisurado; o complicaciones por el agotamiento estructural del paquete de firme, con deformaciones y hundimientos. El proyecto realizará distintas intervenciones en función de las deficiencias de cada calle e incluso en diferentes tramos, con actuaciones de saneado, fresado y reposición del firme y de la señalización. Anteriormente se habían saneado algunos viales de estos barrios en las zonas de aparcamiento con el contrato de mantenimiento.