•  “Las derechas desbaratan los mecanismos de apoyo a colectivos más vulnerables sin importar que estemos en medio de una crisis sanitaria y social. Las personas están en la cola de su agenda política”, denuncia Marisa Ponga

El PP y Ciudadanos prescindirán del servicio de atención a inmigrantes que ofrecía asesoría jurídica a los extranjeros residentes en Oviedo a través de un convenio con el Colegio de Abogados. Así lo explica en una carta al decano del Colegio la titular de Políticas Sociales, Concepción Méndez, quien argumenta que la situación de pandemia y los gastos impiden seguir adelante con el convenio, vigente desde el año 2001.

“Las derechas dan un paso más para seguir desbaratando los mecanismos de apoyo y protección social a los colectivos más sensibles y vulnerables. Aquellas personas que precisamente durante esta crisis sanitaria y social necesitan más que nadie el apoyo de su Ayuntamiento. Las personas están en la cola de su agenda política”, denunció la concejala socialista Marisa Ponga.

La edil del PSOE recriminó además a las responsables de Políticas Sociales “su absoluta desfachatez y su voracidad propagandística” ya que la pasada semana publicitaron la aprobación del convenio con el Colegio de Abogados para asesorar a inmigrantes dando a entender que el servicio continuaría en 2021. En realidad, la Junta de Gobierno aprobó la subvención de este 2020 y hace semanas que la concejala Méndez notificó su intención de acabar con el convenio “pero no tienen el menor escrúpulo para intentar engañar y jugar al despiste”, cargó Ponga.

El convenio con el Colegio de Abogados permitió que el año pasado se atendieran 1.254 consultas relativas a cuestiones como situación jurídica, residencia, permisos de trabajo, etc. Además, desde 2015 los dos letrados que atendían el servicio también asesoraban a la ciudadanía en general sobre dudas en materia de vivienda. Desde entonces, la cantidad destinada por el Ayuntamiento a sufragar los gastos generados por el convenio es de 17.780 euros anuales.

“No se trata de una cuestión de dinero, se trata únicamente de tener voluntad política para seguir ayudando a quien más lo necesita. Esto es otra vuelta de tuerca del PP y Cs en su atávica y demostrada insensibilidad en materia social. Vimos una muestra de sus intenciones con las ayudas de cooperación al desarrollo y ahora recortan los servicios a inmigrantes”, apuntó la edil del PSOE Marisa Ponga.